Bienvenida, comunicados y oferta cultural

Monika Johnson-Hostler, Directora Ejecutiva de NCCASA brinda la bienvenida a los participantes de la Conferencia Bienal 2021, Exploring Emergent Strategies for Long-Term Transformation (Exploración de Estrategias emergentes para una Transformación a largo plazo). Asimismo se proporcionan los comunicados diarios. Chucho Ruiz Vai Sevoi de la población Tlamanalcah compartirá una Oferta cultural encarnada a través de canciones tradicionales y de ceremonia que invoquen la sabiduría y la curación ancestrales.

Entender las somáticas (del cuerpo), tanto del trauma como la resiliencia, tiene el potencial de transformar el camino de recuperación de un superviviente. El replanteamiento de nuestras respuestas somáticas agudas y continuas frente al trauma, arraigadas dentro de los patrones de supervivencia instintiva, puede crear una influencia motivadora acerca de cómo los supervivientes se ven a sí mismos y cómo personifican su vida. Lo que es más importante, la expansión del acceso a la educación fisiológica sobre cómo el cuerpo se adapta y recupera frente a experiencias abrumadoras puede crear un cambio societario de la forma en que percibimos y reaccionamos a formas individuales, sistémicas e históricas sobre el trauma, que de manera constante configuran nuestras vidas. Molly, a partir de una combinación de su propia experiencia traumática sexual y su recuperación, su trabajo de abogacía legal y médico, la enseñanza de yoga de trauma informado, y sus estudios de experiencia somática, compartirá con nosotros cómo las respuestas al trauma percibidas como respuestas de resiliencia sirven para recordarnos que la recuperación es un proceso continuo y orgánico de  emergencia; una práctica que conlleva y se adapta al lenguaje de nuestros cuerpos individuales y colectivos como fundamento para restablecer nuestra humanidad individual y colectiva. 

Las repercusiones somáticas (del cuerpo) producidas por el trauma sexual pueden ejercer un impacto subconsciente en nuestro cuerpo, nuestra psicología, así como nuestras reacciones íntimas y profesionales por periodos de tiempo prolongados. Muchos supervivientes y defensores descubren que han integrado intelectualmente el impacto del trauma en sus vidas, tanto a través de sus experiencias vividas como prestando testimonio en su propia especialidad, aún cuando sus cuerpos persisten en comunicar la discordia. El restablecimiento de las rupturas somáticas profundas, ya sea directa o indirectamente, suele proceder de las tendencias innatas del cuerpo hacia la recuperación.  A través de la centralización y respeto por la sabiduría de cómo el organismo humano retiene la memoria individual y colectiva, potenciamos el avance del conocimiento innato de la recuperación de nuestros clientes a la vez que simultáneamente creamos en nosotros mismos la capacidad de ser los promotores del cambio social curativo.   
A partir de la filosofía y las herramientas de la Experiencia somática amoldaremos nuestra propia exploración a nuestras propias configuraciones.  Este taller de trabajo incluirá tanto una charla como una práctica de experiencia invitacional que ayude a los participantes a incrementar una concienciación del sentido del trauma y la resistencia entro de su propio cuerpo, sus relaciones y el trabajo.  Juntos, tendremos en cuenta los elementos esenciales que contribuyen a que nuestros clientes cultiven un aprecio por sus respuestas somáticas frente a lo abrumador, pero que a su vez puedan nutrir su capacidad de mantener la belleza y el reto de la capacidad de recordar de nuestros cuerpos, y fomentar nuestros recursos personales para exploraciones personificadas de nuestra propia humanidad de forma en que procuremos su afirmación de por vida.

Los estudios emergentes sobre adultos y adolescentes que han cometido delitos sexuales demuestran claramente la diversidad de este grupo – diferencias de conducta, motivaciones, y entendimiento cognitivo. Similar a los matices de remedios que los supervivientes necesitan, entender las diferencias entre aquéllos que cometen delitos sexuales puede contribuir a expandir los tipos de remedios que los médicos pueden encontrar para los supervivientes. Una conversación con Joan Tabachnick, reconocida a nivel nacional por su trabajo acerca de cómo prevenir la perpetración de la violencia sexual, y Christi Hurt, defensora desde hace mucho tiempo de los derechos de los supervivientes y asesora de seguridad en las comunidades, abordarán los factores que comparten estos dos puntos de vista aparentemente divergentes, así como sus discrepancias absolutas. Con ello, esperamos poder encubrir una gama de oportunidades más amplia que brinde justicia y rendición de cuentas a las víctimas de la violencia sexual, sus familias y las comunidades en las que viven.

The Greater Charlotte Hope Line (Línea de ayuda de Charlotte) representa una colaboración única entre Safe Alliance, proveedor de servicios de crisis de violencia doméstica del condado de Mecklenburg y el Departamento de servicios sociales, también del condado de Mecklenburg.  En el 2018, estos principales colaboradores unificaron recursos a fin de reforzar las líneas de asistencia existentes de violencia sexual y violencia doméstica y lanzaron una sola línea que funciona 24 horas al día, 7 días a la semana con un personal dedicado. La línea de ayuda proporciona servicios continuos de prevención e intervención para los residentes del condado de Mecklenburg que buscan ayuda en los casos de violencia sexual, violencia doméstica y apoyo de cuidadores. Los presentadores describirán el proceso de desarrollo e implementación de esta Línea de ayuda, su estructura operativa, los resultados hasta el presente, y las lecciones aprendidas a lo largo del camino. Los presentadores seleccionarán y facilitarán el debate acerca de los aspectos aplicables de este modelo colaborativo   para otros programas de servicios a víctimas que deseen mejorar y expandir este servicio a través de la identificación y aprovechamiento de estos nuevos recursos y colaboraciones dentro de sus propias comunidades.

En A Call to Men creemos que el heterosexismo es la argamasa que mantiene unida la Caja masculina (Man Box); a consecuencia de ello percibimos la homofobia y la transfobia como subproductos de la Caja Masculina drásticamente perjudiciales. Nos sentimos profundamente agradecidos de lo aprendido a través de Queer, Trans, y otros grupos no binarios que constantemente retan a la Caja masculina.  Nos proponemos participar como aliados aspirantes de las comunidades LGBTQI+ y sus portavoces, a la vez que de manera colectiva configuramos las conversaciones de cómo se define la masculinidad y cómo los individuos heterosexuales cisgéneros deben utilizar su plataforma e influir en la abogacía por una liberación colectiva de TODOS. 

El cuidado de trauma informado puede sonar a veces como una expresión de moda sofisticada. ¿Pero qué significa? ¿Cómo podemos aplicarlo a nuestro trabajo diario como defensores? Las áreas de servicio rurales son amplias y están desperdigadas, ¿cómo podemos pues suministrar un cuidado informado sobre el trauma en múltiples ámbitos, incluido el telefónico? Este taller de trabajo desglosará los elementos del trauma informado a fin de poder aplicarlos a tu práctica de abogacía en cada ámbito. Únete a Leah Green del Resource Sharing Project (Proyecto de intercambio de recursos) para participar en un taller de trabajo interactivo que se sirve del trauma informado para establecer relaciones con los supervivientes de violencia sexual dentro de las comunidades rurales.

    
Objetivos
1. Los defensores articularán los elementos del trauma informado, incluyendo su relevancia cultural
2. Los defensores sabrán cómo aplicar el cuidado de trauma informado en persona, por teléfono, y a través de interacciones de video con los supervivientes de violencia sexual
3. Los defensores sabrán cómo llevar a cabo cambios y adiciones en sus espacios físicos basándose en los elementos del cuidado informado sobre el trauma.

Este panel incorpora a los portavoces de los líderes comunitarios de Justicia alimentaria en Carolina del Norte.  Los trabajadores contra la violencia tendrán la oportunidad de aprender de los conocimientos sobre justicia alimentaria y cómo los alimentos pueden usarse como una herramienta contra la violencia.  Espero a través de este panel comunicar cómo la transformación a largo plazo de las comunidades y la violencia se benefician de la justicia alimentaria. Para los trabajadores contra la violencia y defensores del trauma, es posible que los alimentos sean lo último en que se les ocurra pensar. Cuando hay que hacer frente a la compleja red de necesidades intersectantes de clientes, seleccionamos las necesidades complejas más apremiantes.  Desde una perspectiva a largo plazo, el acceso deficiente a alimentos ejerce un gran impacto en las vidas de nuestros clientes.  La impotencia de tomar decisiones acerca de lo que se come, combinado con el desapoderamiento suscitado por el trauma despojan a los clientes de una dignidad humana básica: la comida, y cómo la quieren. Cada persona con la que nos hemos tropezado tiene sus propias preferencias acerca del sistema alimentario al que quieren adherirse. El acceso condicional a los recursos básicos contribuye de forma predecible a la desestabilización de comunidades. En nuestro sistema social donde el descanso, el aire puro, el agua potable y los alimentos existen proporcionalmente a la riqueza de cada uno, la comida se convierte en una herramienta de liberación. La justicia alimentaria es una práctica que nutre tanto a los cuerpos hambrientos, como a las comunidades. Tal y como dice, Adrienne Marie Brown, nuestra líder de Emergent Strategy (Estrategia emergente), “confía en la gente y se volverán dignos de confianza”.  Empoderar a las comunidades con alimentos y recursos comunitarios significa confiar.  El fruto de dicha confianza es la confiabilidad. Esta confiabilidad es nuestra herramienta más poderosa en la prevención de la violencia: el sentido de la responsabilidad, la rendición de cuentas, el cuidado y la consideración. 

Aunque a veces la gente utiliza el término “LGBTQ+” para referirse a los homosexuales y las lesbianas, la gente con orientaciones sexuales que no encajan en estas categorías (a veces conocidos como bisexuales, pero que no siembre se identifican de esta forma) constituyen el porcentaje mayor de la comunidad de LGBTQ+ . Este grupo abarca también a la mayoría de transexuales y el 40% de personas LGBTQ+ de color. De manera preocupante, también engloba el porcentaje más elevado de violencia sexual dentro de todas las orientaciones sexuales, así como una amplia gama de disparidades de salud debido a que sus identidades se rebajan, eliminan o malignan. Este taller de trabajo interactivo incorporará aproximadamente 15 minutos de contenido general, y a continuación, se irá más allá de la comparación homosexualidad frente a heterosexualidad, para que de manera colaboradora retemos nuestra homofobia y heterofobia con estrategias que satisfagan las necesidades de los supervivientes no monosexuales. Os animamos a atender este taller de trabajo preparados para participar en su debate, reflexión y grupos de trabajo. Nota: Este taller forma parte de la serie de talleres de trabajo de 7 partes de supervivientes de LGBTQ+, Recuperación más allá del binario, pero no tiene prerrequisitos.